ÁREA PRIVADA

  • Padre Jose María Quintana (sacerdote de Barcelona - Macrofiesta del Rosario )

    Puedes ver la versión en vídeo de este testimonio transcrito, haciendo click AQUÍ

    Me llamo José María Quintana. Soy sacerdote, como podéis ver. Hace 11 años que me ordené sacerdote y estoy aquí para hablaros de lo que es Medjugorje para mí.

    Es la primera vez que vengo a Medjugorje. Había tenido la oportunidad de venir varias veces con otros grupos, pero nunca pude. Y este año se ha dado la coincidencia, la diosidencia, mejor dicho, porque es voluntad de Dios, de poder venir a Medjugorje. He venido con un grupo de 120 peregrinos, fruto de una iniciativa evangelizadora, una nueva forma de evangelización, que se llama la Macrofiesta del Rosario. Rezamos el Rosario todos los domingos a las nueve y media de la noche por Instagram, de una manera familiar, auténtica, genuina, distendida, con invitados de todo tipo, conversiones… Cada uno manifiesta cómo vive su fe, dice lo que hace con el Señor y cómo es su relación con Dios. Yo creo (no tengo la certeza, si alguien la tiene, que me lo diga) que es la primera peregrinación que se convoca online por Instagram y acaba siendo presencial. Y hemos pasado cinco días aquí en Medjugorje. Repito, la primera vez que venía. Siempre había escuchado hablar de Medjugorje pero nunca me había situado. Yo soy de los que opinan que para hablar de un sitio, situación o evento, hay que saber; y, para saber, hay que estar.

    Estoy muy agradecido a Dios y a la Virgen porque me han permitido esta gran oportunidad de venir a Medjugorje después de escuchar tantísimas cosas. A todos aquellos que escuchéis cosas sobre Medjugorje, seáis laicos, matrimonios, adolescentes, jóvenes, sacerdotes… mi consejo es que, antes de haceros una idea de lo que es Medjugorje, vengáis a participar de esta tierra de Jesucristo, de María y de José.  Este es mi consejo. Es lo que os aconsejo vivamente y fervorosamente.     

    ¿Qué ha sido para mí Medjugorje? A mí me encanta repetir una frase que he aprendido de un santo de la Iglesia universal, San Josemaría Escrivá de Balaguer, el fundador del Opus Dei (yo pertenezco al Opus Dei). Él decía una frase que he hecho mía, he interiorizado y me sirve mucho: “Jesús, María y José, que esté siempre con los tres”. Y yo lo repito en mi interior siempre mucho. “Jesús, María y Jose, que esté siempre con los tres. Que esté siempre con la Sagrada Familia”. Y para mí, Medjugorje es Jesús, María y José.

    Primero, ¿por qué es Jesús? Porque es una tierra súper cristológica. Es decir, el centro de Medjugorje es el amor de Dios. Jesucristo vivo, que quiere vivir en nuestros corazones. Os digo esto, porque me han sorprendido tres cosas de la vida de Jesucristo que se viven aquí en Medjugorje con un fervor especialísimo. Primero, la montaña que se llama Križevac, donde se sube a la cruz viviendo el vía crucis. Es el  camino hacia la cruz de Jesucristo, que es un camino de amor para morir en la Cruz, porque nos ama infinitamente. Allí he visto cantidad de gente subiendo y, arriba, confesiones una detrás de otra. Hay un vía crucis especial que hizo un sacerdote de aquí, que os recomiendo leer estando aquí porque me pareció espectacular. Te mete mucho en la vida de Jesucristo, especialmente en el vía crucis de Jesucristo. Y yo he visto en esta montaña conversiones de gente.

    La segunda cosa por la que es cristológica esta tierra es la adoración, que se hace todos los días en la parroquia de Medjugorje, en la explanada, con una Sagrada Hostia en una custodia espectacular que se ve desde muy lejos. Lo que me ha alucinado, me ha flipado, me ha encantado, me ha gustado mucho… ha sido la devoción, el cariño, la piedad y el amor que se vive en esas adoraciones. Tened en cuenta que la palabra adoración es ad oratio, ir hacia Jesucristo, relacionarse con Jesucristo en la Hostia Sagrada en esta gran custodia.

    La tercera cosa, que creo que es la más importante, por la que el centro de Medjugorje es Jesucristo, es la celebración diaria de la Santa Misa, de la Eucaristía. Con cantidad de gente de todo el mundo, donde se palpa la unidad de la Iglesia universal en el amor de Cristo, en el sacrificio del altar, que es la renovación de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo. Es decir, el acto de amor más grande que hay en la  historia de la humanidad: que Jesucristo, porque nos ama hasta el infinito, derrama hasta su última gota de sangre; rodeado de todas las personas de todo el mundo, de todas las clases sociales, una misma dignidad, porque, como decía San Josemaría (y a mi me gusta mucho decirlo) “solo hay una raza en el mundo que es la raza de los hijos de Dios".

    En segundo lugar, pienso que Medjugorje es un sitio súper mariano. No solo por las apariciones. Las apariciones creo que ayudan pero muchas veces uno se puede perder y quedarse solo en las apariciones de la Virgen y no ir al fundamento. El fundamento son los sacramentos: la Eucaristía, la Confesión. Antes de entrar en lo de la Virgen, quería deciros que Medjugorje es uno de los lugares de peregrinación de todo el mundo en el que he visto confesarse a muchísima gente. He estado en muchos sitios: he estado en Fátima, he estado en Lourdes, he estado en México, en Guadalupe… He estado en varios sitios y en todos he visto cantidad de conversiones a través de la confesión pero en Medjugorje he visto confesarse a cantidad de gente. A cantidad de gente. Y, además, Medjugorje tiene una cosa muy especial: las cosas se hacen con mucha sencillez. Es decir, un sacerdote coge dos sillas, pone un cartel con el idioma y se pone a confesar, y tiene colas de gente. Es lo sencillo, que es lo grande. El amor de Dios, que es tan grande, es a la vez muy sencillo. No hacen falta grandes artificiosidades, sino mucha normalidad, naturalidad y autenticidad. A mí Medjugorje me ha parecido eucarístico y también del sacramento del perdón, que es el sacramento de la alegría.

    Sigo con la Virgen. ¿Por qué la Virgen? Porque la Virgen, nuestra Madre, está en el vía crucis, acompañado al Señor en la Cruz. Está presente en el santuario, en la explanada hay una imagen de la Virgen en el altar, así que la Virgen está presente en todas las adoraciones, adorando a Su Hijo. Pienso que la vida de la Virgen es una continua adoración a su Hijo, desde el momento de la concepción hasta su muerte en la Cruz. La Virgen María está adorando, dando Gloria, amando de verdad, con cariño y alegría a Su Hijo. Por lo tanto, en la adoración está siempre la Virgen. Y, por supuesto, me parece que la Virgen está siempre presente en todas las Misas y en todas las Eucaristías que se celebran en todo el mundo. Y en Medjugorje, también. Por ser una tierra muy mariana, por lo que aquí pasa. Porque como la Misa es la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor, la Virgen está a los pies de la Cruz viendo morir a su Hijo en este acto de amor tan grande. Por lo tanto, Medjugorje pienso que es una tierra de Cristo y también de María.

    Y en tercer lugar, pienso que Medjugorje es una tierra tan familiar que por eso está presente San José. Pero a su modo. San José nunca ha hecho ruido. San José siempre ha amado en el silencio, siempre se ha llevado los problemas, ha intentado buscar soluciones, ha intercedido por Jesucristo y por la Virgen. Y pienso que en Medjugorje, San José también está muy presente, a su manera. Es decir, no hay grandes cosas, ni grandes historias ni grandes montajes, pero San José silenciosamente está intercediendo por todos los peregrinos que vamos, que hemos ido y que vendrán a Medjugorje.

    Por lo tanto, para mí Medjugorje es mi casa. Para mí, Medjugorje es mi familia. Y al estar en Medjugorje me sale decir, con total naturalidad, “Jesús, María y José, que esté siempre con los tres”. Hemos venido este año, vendremos seguramente el año que viene si Dios quiere y podemos y tenemos fuerzas. Y os recomiendo vivamente que, si podéis y tenéis la oportunidad, y si no, buscadla, que vengáis a Medjugorje a participar y a ser queridos por Jesús, María y José. Muchísimas gracias.

    Medjugorje, agosto 2022.


NIKOLA & IRENE

Para cualquier pregunta, no dudes en escribirnos o llamarnos:

  •  (+34) 636 278 422 - Opción de Whatsapp
  •  info@redgospa.es
  •   RedGospa

Redes Sociales

Puedes seguirnos más de cerca clickeando en los siguientes iconos:

Boletín informativo

Si quieres recibir el boletín mensual de Red Gospa, inscríbete!!

 Acepto el aviso legal y la política de privacidad