ÁREA PRIVADA

  • Patricia Remolina, colombiana ( Madre, esposa, hermana, hija, tía, y hermanita en Cristo Jesús para todos )

    Hola! Soy Patricia Remolina, colombiana. ( Madre, esposa, hermana, hija, tia, y hermanita en Cristo Jesús para todos!)

                La Gospa, en agosto del 2015, me hizo una invitación a través de una página de internet (www.reinadelapaz.tv)  para una peregrinación a Medjugorje. Sentí un llamado muy grande para ir a este lugar. Fue algo que, aunque estamos en otro continente y sabiendo lo lejos que era, solo mi corazón tenía la certeza que debía ir.  Medjugorje se convirtió para mí en objetivo único en mi mente, tiempo y  computadora, averiguándolo todo, y  los requisitos para viajar a Europa. Recuerdo la cara de mi esposo Domingo cuando le dije: "Amor, deseo ir a ese lugar , necesito tu apoyo y aprobación". Y él, como buen San José, me dijo: "Es muy lejos. Hay guerra por allá? Con quién te vas a ir?". Y mi respuesta fue: "Yo me voy solita, con la Virgencita, no tengo miedo. Ya averigüe todo , solo necesito tu Sí".

                Así que ese Sí  fue providencial y del cielo, pues me sorprendió la claridad y la paz de mi esposo al decirme que sí.  Bendito Dios!!

                Al compartir con  cuatro hermanitas  de oración mi deseo de visitar Medjugorje, se sintieron muy llamadas y tomaron la decisión de viajar conmigo.

                Viajamos con muchas dificultades en los trámites de visa, pues la necesitábamos para ir a Bosnia - Herzegovina. Sin embargo, en cada dificultad e impedimento de cada una de nosotras, repetía algo en mi mente, y se lo decía a mis hermanitas: "Ella nos invitó , Ella nos llevara y nos traerá".

                Nunca me desanimé. Por Gracia de Dios empecé a asistir a la eucaristía diaria; a ayunar los miércoles y viernes; muy juiciosa mi confesión; a visitar el Santísimo y a rezar los tres rosarios en el día. Fue algo muy fuerte, con un gozo y alegría permanentes y un amor y gran devoción a María Santísima , especialmente a la Reina de la Paz. No podía creer que estaría en una aparición, así como lo estuvo Bernardita, los pastorcitos de Fátima, y muchos más videntes. Era para mí algo tan grande, que solo me imaginaba estar  allí en ese momento especial de la aparición.

                Viví ese encuentro profundo y maravilloso con el Señor vivo, resucitado  de la mano de María .

                Medjugorje en mi primera peregrinación  fue para mí , renovar ese primer Amor ,ordenar mi vida, conocerme más, descubrir en mí lo que no quería el señor en mi vida, sanar, perdonar, meditar, acrecentar mi fe.

                Ver, gustar y  sentirme amada, y bendecida TODA MI VIDA por el señor en una película retrospectiva de mi vida me llenaba el alma de gozo, de alegría, de confianza. Experimentar ese amor tan grande de la Madre y descubrir como EN TODAS LAS ETAPAS DE MI VIDA había estado conmigo cuidándome, sacándome de la fosa oscura, dirigiéndome, educándome, llevándome al apostolado, AL SERVICIO con su amor desde muy  joven, todo esto era un redescubrirme hija de Dios, amada, perdonada, sanada y llamada. Una consolación muy grande para mi corazón.

                Recuerdo que en el monte de las apariciones, en un momento de gozo y alegría, le dije a la Madre y a los peregrinos presentes que yo debía volver a Colombia y llevarle muchos peregrinos allí. Después de esta experiencia lo único que quería era dar a conocer y testimoniar lo vivido, empezando por mi casa, con los míos...Le pedí a la Madre que me permitiera y me ayudara a llevar a mi familia a sus pies. Y como ella es tan bella y todo lo escucha, pues en diciembre de ese mismo año, por providencia del Señor, pudimos regresar en familia. Alegría muy grande para mí.

                Estoy feliz, gozosa y muy agradecida a María por Su amor, Su compañía, Sus enseñanzas, Sus mensajes, Su paciencia, Su respaldo, apoyo y bendición maternal para cada uno de nosotros.

                Hoy soy una nueva Patricia, más consciente, más silenciosa, más fervorosa, más comprometida y en un permanente conocimiento de mí misma y mejoramiento, pidiendo siempre al Espíritu Santo sabiduría y mucho amor para compartirlo con todos, sirviéndole a la MADRE en estas peregrinaciones como facilitadora con mi tiempo y capacidades HASTA QUE ELLA LO DISPONGA, todo en la voluntad del Señor!!            

                Tiene unos detalles tan bellos conmigo que me animan, me consuelan y me mantienen siempre activa - y en calorcito - preparando cada peregrinación, mostrándome que solo es con amor que debo ofrecerle mi corazón, mis manos , mi servicio y Ella se GLORÍA CON PODER en medio de nosotros. Bendita María, Reina de la Paz!! Ruega por nosotros y por la paz del mundo entero!!


NIKOLA & IRENE

Para cualquier pregunta, no dudes en escribirnos o llamarnos:

  •  (+34) 636 278 422 - Opción de Whatsapp
  •  info@redgospa.es
  •   RedGospa

Redes Sociales

Puedes seguirnos más de cerca clickeando en los siguientes iconos:

Boletín informativo

Si quieres recibir el boletín mensual de Red Gospa, inscríbete!!

 Acepto el aviso legal y la política de privacidad