ÁREA PRIVADA

Parroquia

Medjugorje, municipio ubicado en el suroeste de Bosnia y Herzegovina, debe su nombre a su propia geografía, ya que significa, en su traducción al español: "Entre montes".

La Parroquia de Medjugorje, llevada por la Orden de Hermanos Menores (franciscanos), congrega a feligreses de cinco aldeas diferentes: Medjugorje, Bijakovici, Miletina, Vionica y Surmanci. Estos cinco pequeños pueblos, con el paso de los años, han ido creciendo en torno a la parroquia, hasta, aparentemente, convertirse en uno solo, y creyendo el peregrino que camina por Medjugorje, resulta que pasa de uno a otro pueblo sin apenas darse cuenta.

Hasta el año 1981, Medjugorje era tan solo uno de tantos pueblos como existen en la vieja Europa, un lugar en el que sus gentes han vivido durante siglos de los frutos del campo y del ganado. Sin embargo, desde ese 1981, Medjugorje se ha convertido en uno de los mayores destinos de peregrinaciones cristianas del mundo.

Un millón de peregrinos al año

Las peregrinaciones masivas, que superan el millón de viajeros cada año, han transformado la forma de vida de la parroquia, del pueblo y de sus gentes. Unos y otros se han ido adptando a las necesidades que tan gran número de peregrinos exigen. Así, la parroquia ha pasado de tener un fraile en 1981, a doce frailes permanentes en 2016. Del mismo modo, los habitantes de la parroquia, que comenzaron a acoger en sus casas, cuadras, establos o garajes a los primeros peregrinos, hace más de treinta años, se han ido adaptando a los nuevos tiempos, construyendo pensiones, restaurantes y medios para ofrecer los servicios más básicos de la mejor manera posible.

Así, lo que encontramos en el Medjugorje actual es un pueblo con una población estable de más de 4.000 habitantes, y una itinerante que alcanza los cien mil en las épocas de mayor ocupación.

De este modo, en Medjugorje se pueden encontrar dos cosas que facilitan mucho el objetivo de las peregrinaciones. Por un lado, la infraestructura necesaria para descansar y despreocuparse de las necesidades básicas como tener una cama y una ducha y un plato de comida preparado, sin deficiencias pero sin lujos innecesarios; y por otro, de la mayor y más correcta atención pastoral que el peregrino merece para vivir su fe.

Centro de Primeros Auxilios, hospital cercano, farmacia, estación de autobuses, servicio de taxis, alquiler de vehículos y numerosas tiendas y supermercados, son otros de los servicios importantes que se encuentran en Medjugorje.

El contexto político y cultural del Medjugorje de 1981 es muy diferente al actual. Desde entonces, la población de Bosnia y Herzegovina ha visto caer el comunismo imperante entonces, ha vivido y superado una dramática guerra civil, y ha sido testigo y actor principal de la emergencia del capitalismo. Sin embargo, hay algo que no ha cambiado en demasía en estas pocas décadas en Medjugorje: el ámbiente de oración y la vida sacramental de la parroquia. 

Confesionario del Mundo

La parroquia cuenta en la actualidad con más de setenta confesionarios, ocupados por frailes y sacerdotes que, según la temporada del año, hacen posible confesar en más de viente lenguas diferentes. Es por ello, y por el inmenso número de confesores y penitentes que se pueden llegar a reunir en torno a la parroquia en una sola tarde, que Medjugorje es conocido como el Confesionario del Mundo.

Cada día se celebran en la parroquia de Santiago Apóstol cerca de diez eucaristías, aunque esta cifra varía dependiendo del número de peregrinos que, la víspera, hayan solicitado el poder celebrarla.

Todos los días, antes de la Misa vespertina, en la parroquia se rezan diez misterios del rosario, y otros diez justo después. A esto hay que añadir una hora de adoración eucarística que tiene lugar los martes, miércoles y sábados; y la veneración de la Santa Cruz cada viernes.

Esta actividad convierte a la parroquia de Medjugorje —pues aún no ha sido declarada santuario—, en la parroquia más activa del mundo. Tremenda actividad supervisada por el actual párroco, fray Marinko Sakota, quien conoce muy bien las especiales circunstancias de la parroquia, ya que nació en la aldea vecina de Citluk, ubicada a tres kilómetros, y apenas contaba con trece años cuando comenzaron las supuestas apariciones y, con ellas, el Fenómeno Medjugorje.

Galería

NIKOLA & IRENE

Para cualquier pregunta, no dudes en escribirnos o llamarnos:

  •  (+34) 636 278 422 - Opción de Whatsapp
  •  info@redgospa.es
  •   RedGospa

Redes Sociales

Puedes seguirnos más de cerca clickeando en los siguientes iconos:

Boletín informativo

Si quieres recibir el boletín mensual de Red Gospa, inscríbete!!

 Acepto el aviso legal y la política de privacidad